Siena es un pequeña ciudad medieval ,la mar de cuqui, italiana. Muchos edificios encantadores (no como los de Florencia o Roma, pero bonitos también), una plaza llena de estudiantes extranjeros tirados al sol como lagartijas, un fuente con agua fresquita (y potable) y una catedral monísima. También hay restaurantes que cocinan muy bien y no muy caros, es más yo comí una pizza más postre por menos de diez euros en un restaurante escondido en una callejuela. Por lo demás tampoco hay mucho más que hacer (0 por lo menos que yo sepa), pero la catedral tiene un interior precioso (que no pude ver) y hay una parte de la ciudad que no callejee y en la que a lo mejor hay algo interesante.

Bye