Adoro el sentimiento de libetad. Ese pequeño cosquilleo que se parece a un subidón de adrenalina, que hace que tu corazón este a punto de explotar y todos tus nervios listos para aceptar el próximo desafio . Amo la sensación de no tener ataduras, como si fuese una hoja arrastrada por el viento en otoño que nada más puede esperar nuevas aventuras que la lleven lejos de su casa, de su rutina en la rama del árbol. Ahora mismo soy como una explosión de sentimientos: emoción, alivio, descanso, relajación y sobre todo ilusión. Aunque debo confesar que me aburriré sin estudiar. Era broma.

I’m back! MUAHAHAHA

Love♥